Ciuca aprueba un presupuesto que ignora la realidad social del municipio - El Sur Digital Gran Canaria - Medio Digital del Sur de Gran Canaria    

El Sur Radio

Online

Canción actual

Title

Artist


Ciuca aprueba un presupuesto que ignora la realidad social del municipio

Escrito por el 27 de noviembre de 2020

Según Nueva Canarias el incremento de la presión fiscal unida a la reducción en partidas de calado social auguran un 2021 muy duro para las familias y el sector empresarial de Mogán.
El presupuesto contempla actuaciones e ingresos provenientes de dos planes de modernización nulos.
El sueldo de los concejales y de los asesores del gobierno crece un 19,54%.
En pleno celebrado hoy viernes 27 de noviembre en las casas consistoriales de Mogán, el grupo de gobierno que lidera Onalia Bueno (Ciuca) ha aprobado inicialmente el presupuesto municipal para el 2021, con una reducción respecto al presupuesto definitivo 2020 de un 42, 40%, mas de 33 millones de euros menos.
El presupuesto municipal, presentado por el concejal de hacienda como
“coherente con la coyuntura económica y financiera de nuestro entorno en el que las familias mas afectadas por los efectos de la crisis global por la que hemos pasado en los últimos años siguen demandando que las administraciones demos respuestas a sus principales problemas”, representa todo lo contrario.
Según ha podido comprobar Nueva Canarias (NC), tras el análisis de las cuentas publicas, este presupuesto tiene mas que ver con “Alicia en el país de las maravillas” que con el compromiso que los ciudadanos de Mogán esperan de los responsables políticos.
La portavoz de NC, Isabel Santiago, ha desmenuzado el prepuesto pudiendo
comprobar que los ingresos previstos por tasas y precios públicos se incrementan en un 11,58%, lo que no viene sino a confirmar el aumento brutal de la presión fiscal sobre los vecinos y sobre quienes desarrollan su actividad económica en Mogán. Destaca la puesta en marcha del “tasazo” derivado de la adjudicación del contrato del servicio de recogida de residuos sólidos en Mogán, que va a suponer un incremento de la tasa por la prestación de este servicio. Esta subida que va a afectar todos los ciudadanos, y de manera especial a los empresarios, supone que, por ejemplo, las viviendas de protección oficial pasen a pagar de 60 a 82,47€ y el resto 108,38€. Y lo que es mas sangrante los hoteles y apartahoteles experimentarán subidas de hasta el 243,6%. El presupuesto prevé el incremento en un 19,25% de ingresos por la prestación de servicios básicos, lo que va a suponer una carga extra para los sectores mas vulnerables
del municipio.
Este aumento de la presión fiscal viene acompañada de un paquete de recortes en partidas claves para el apoyo a los colectivos mas vulnerables, de este modo, reducen en un 7,16% los recursos destinados a fomento del empleo, educación en un 26,62%, cultura en un 28,65%, deportes en un 12,55%, agricultura, ganadería y pesca bajan en un 10,37%, las políticas medio ambientales se recortan en un 1,52%, incluso bienestar comunitario sufre una reducción del 14,63%.
Esta batería de recortes contrastan con el incremento de la partida destinada a financiar los sueldos de los concejales del gobierno y de sus asesores que crece en un 19,54% situándose en más de 800.000€ al año.
En relación a la política de gastos ha sorprendido a NC, que el grueso de las
inversiones previstas hasta el 2022 se concentren en la finalización de dos
aparcamientos públicos, acaparando mas de 14 millones de euros, y se abandone el resto de inversiones en otras áreas muy necesarias, tales como la mejora de la red de suministro de agua de abasto público.
En este sentido, y en opinión de la edil nacionalista, resulta una tomadura de pelo por un lado que el presupuesto para el año 2021, haga referencia a que se van a desarrollar inversiones y se van a obtener ingresos al amparo de los planes de modernización cuando dichos documentos han sido declarado nulos. Y por otro, que no se recoja ni una sola actuación a nivel turístico.
Para NC, en definitiva las cuentas de la alcaldesa, Onalia Bueno, no contienen ni una sola medida, ni un sólo proyecto destinado a reconstruir la economía ni de las empresas ni de los ciudadanos de Mogán. Da la espalda a los empresarios que solicitan bonificaciones del IBI y del IAE, reduce las asignaciones para el fomento del empleo,
desprecia al sector primario, no adopta ninguna medida dirigida a la mejora del destino turístico y apuesta por la presión fiscal con la subida de precios públicos y la implantación del “tasazo” del servicio de recogida de residuos sólidos.
El presupuesto, augura un 2021 muy duro para las familias y el sector empresarial de Mogán, afirmó Isabel Santiago.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *