Francisco González Saavedra (1932-2020), se cumple un año de la pérdida del alcalde más recordado de Mogán - El Sur Digital Gran Canaria - Medio Digital del Sur de Gran Canaria    

El Sur Radio

Online

Canción actual

Title

Artist


Francisco González Saavedra (1932-2020), se cumple un año de la pérdida del alcalde más recordado de Mogán

Escrito por el 17 de septiembre de 2021

  • González creó las bases y servicios esenciales del municipio que hoy conocemos como Mogán, Servicios Sociales, Bibliotecas, Centros de Salud, Instalaciones deportivas, Casas consistoriales, Educación, Comunicaciones, Locales y Clubes Sociales, etc.

Hoy 17 de septiembre se cumple el primer aniversario del fallecimiento de Francisco González que fue alcalde de Mogán en la época dónde muchos vecinos y vecinas afirman que se crearon las bases y servicios básicos necesarios para que el Municipio de Mogán creciera como uno de los principales municipios de la isla.

Su fallecimiento además de la tristeza familiar por su pérdida, ha sido una espina clavada para muchos moganeros, que no pudieron por causa de la pandemia despedir y honrar como se merece la persona de Francisco González «un alcalde por y para el pueblo y con un verdadera dedicación pública».

Queremos recordar de forma breve quién fue y su legado, durante los años en los que dedico su día a día, a crear las bases de la administración y servicios públicos del municipio de Mogán, por muchos denominada «la época dorada de Mogán».

Francisco González Saavedra nació el 23 de mayo de 1932 en Mogán y falleció el 17 de septiembre de 2020.

Sus padres, Francisco González Santana y Josefa Saavedra Devén, fueron dos personas muy luchadoras y emprendedoras que empezaron a trabajar como panaderos en una época muy difícil en la que había pocos medios para poner en marcha un nuevo negocio. Más tarde, los padres de Francisco González comenzarían  a regentar la pensión conocida por todos como “Pensión González” y que años más tarde iban a compaginar con el Restaurante-Bar González. Toda esta ambición y esfuerzo por conseguir una vida mejor le sirvió a Francisco a lo largo de su vida como inspiración para trabajar día a día por su familia.

Conformó su familia con Josefa González Quesada, una mujer sencilla y trabajadora, que siempre apoyó y amó a su marido hasta el final. “Pepita y Paco” tuvieron dos hijos, Josefa y José Francisco.

“Paco González padre”, como le empezaron a llamar hace ya algunos años, entregó su vida a su municipio, Mogán, durante casi 30 años (1970-1995).

Durante la Dictadura y entre los años 1983-1991, fue concejal por elección popular, con el bastón de mando. Fue también fundador de partidos independientes como GAMO (Grupos de Amigos de Mogán) y AMI (Agrupación Municipal Independiente), a través de los que quería obtener mejoras para el desarrollo de Mogán.

Hizo una pausa en su vida política, pero regresó en 1999, como concejal hasta 2003, año en el que decidió finalizar su trayectoria en la política para dedicarse de lleno a su familia y a sus tierras, los dos motores de su vida.

Otra de las prioridades de Francisco González era el deporte autóctono, la lucha canaria. Su lema era “apostamos por la lucha canaria porque nos da una personalidad propia”. Su ambición por hacer que la lucha canaria despuntara era tal, que sin dudarlo cedió un terreno de su propiedad en Playa de Mogán para hacer el campo de lucha canaria, que además costeó íntegramente con dinero de su propio bolsillo. Posteriormente el Ayuntamiento compró los terrenos por un precio simbólico. Antes de éste, ya había construido un primer terreno de lucha con gradas detrás de la Iglesia de Playa de Mogán.

Pero ahí no quedó su empeño por hacer que nuestro deporte autóctono tuviera el lugar que merecía y aportó dinero para hacer frente a los gastos del equipo y usaba su propio vehículo para transportar al equipo para que pudiera competir en otros municipios de la isla.  

Años más tarde, y al desaparecer la práctica de este deporte en el municipio, este espacio se convirtió  en el primer centro de salud de playa de Mogán. Hoy en día, en este terreno se encuentra el intercambiador de guaguas.

Su legado:

Por estas y otras razones durante su gestión, alcanzó el más alto reconocimiento en el mundo de la lucha canaria como el Mejor Presidente de Club de Lucha de España, con D. Jesús Gómez como Presidente de la Federación, haciéndole entrega de la medalla al mérito en la Gruta de Artiles, acto al que acudieron personalidades como El Presidente del Cabildo, D. Luis El sacerdote de Mogán, el Alcalde D. Guillermo Bueno Hernández, el Gobernador Civil D. Manuel Fernández Escaldón , miembros de la Institución Central de Madrid, su equipo de lucha además de guaguas repletas de vecinos de su pueblo natal, que lo querían arropar.

En su memoria siempre quedaron grabados los grandes momentos que vivió en este deporte gracias a “Los Hermanos Lomoquiebre” José y  Tomás, “Cordero”, Miguel Llarena, “El Dorado”, “El Garepa”, “El Tuta”, Los hermanos Juan y Amaranto Martín, “El rubio”, Miguel López, Domingo Bueno, los hermanos Navarro (Juan R, Luis y Carlos), Pepín Ruano,  Domingo Díaz, “El Estudiante” y D. Antonio Suárez Cabrera, el preparador físico del equipo). Y muchos  más, que aunque no se nombren estarán siempre presentes en la historia de este puntal y de su familia.

Quiso ampliar las instalaciones deportivas y comenzó las obras para construir un campo de lucha en Arguineguín, que fue todo un revulsivo para el pueblo.

Inauguró la escuela de Vela en Puerto Rico

Construyó el Campo de Fútbol de Veneguera y el de Mogán

En cuanto al área de Educación Francisco González puso en marcha la primera biblioteca pública de Arguineguín, El 30 de mayo 1988.

También hizo realidad la primera guardería infantil del municipio.   

Siendo el regidor del municipio inauguró el colegio de Mogán, y el colegio público Artemi Semidán en Arguineguín.

El 13 de octubre de 1989, abrió sus puertas el primer y único instituto del municipio. A partir de este momento los estudiantes no tendrían que salir a otros municipios a estudiar el bachiller. Esto fue un gran reto en su momento que benefició directamente a todas las familias de Mogán.

Como no podía ser menos, Mogán encabezado por D. Francisco González, se unió a la lucha y reivindicaciones constantes para la implantación de una Universidad en las Palmas con el eslogan UNIVERSIDAD AHORA SI . 

Luchó y puso su granito de arena en todo lo que pudiera beneficiar a su pueblo natal y a su tierra canaria en general.

En cuanto a la Sanidad, después de arduas reuniones con el director general de asistencia sanitaria del Gobierno Autonómico de Canarias en su momento el Sr. García Hernández el 31/05/1989, hizo realidad la ampliación de la casa del médico de Arguineguín que se utilizó como el primer centro de salud provisional. Por primera vez en la historia de Mogán el municipio tendría 5 Médicos de medicina Gral.  1 Pediatra, 5  A.T.S, 1 Comadrona, 1 Trabajador Social, Servicio de Urgencia de 24 horas y personal auxiliar para el funcionamiento del centro. UN GRAN LOGRO EN SU MOMENTO CUANDO LA ATENSIÓN PRIMARIA SÓLO ERA DE MAÑANA Y NO EXITÍAN URGENCIAS.

También logró ejecutar las obras del Paseo Marítimo o Avenida junto a la GC500 que transcurre desde Patalavaca, La Canaria, Sunwing hasta llegar a Arguineguín, la Plaza de la Iglesia de Arguineguín, el Parque Nicolás Quesada en Mogán Pueblo y local Social “El Tahona”.

Reforma de la Plaza de la iglesia de Mogán

Plaza de Motor Grande en Puerto Rico.

Parque el Bonito (playa de Mogán)

Plaza de Veneguera

En su hacer también están los locales por la avenida en Arguineguín, con el Club social la Jaca, Cercados de Espino plaza y local social, y otros en Barranquillo Andrés.

Se construyó e inauguró el Edificio de la Policía Local de Mogán en c/ los pasitos que hoy sirven son utilizadas como oficinas y archivo municipal, nuevo Cementerio municipal de Mogán porque en aquel entonces estaba derruido y en el mismo centro del pueblo, dando lugar al citado parque Nicolás Quesada.

El 01/12/1990, se demolió Las Casas Consistoriales antiguas dependencias municipales y se construyó el nuevo y actual Ayuntamiento de Mogán.

Se trabajó con la tercera edad, clubes, ayudas para viajes, y un sinfín de cosas que forman el tan buen legado que D. Francisco González Saavedra dejó en este municipio.

Fue Presidente de la Cámara Agraria local de Mogán y Vocal de la Cámara Agraria Provincial desde su fundación allá por el año 1989, con ella se fundó la Caja Rural.

Junto a distintos organismos, se le reconoció su labor por la Cámara Agraria Provincial de las Palmas el día 4/01/2010 por Dª Inmaculada Pérez Antúnez como secretaria general Y por D. Sebastían Mayor Ventura como Vicepresidente con ésta nota: “destacar la defensa que siempre ha hecho Francisco González por la agricultura en general”.

Paco González tenía un talante dialogante y de consenso con todos los temas planteados en los plenos, e igualmente, su contribución a la lucha permanente que nuestro sector ha necesitado a través de las distintas etapas que nos ha tocado desempeñar”

SU NOBLEZA SOLIDARIA, hizo la mayoría de las veces que se interpusiera antes a la de su hogar. Donó también al Ayuntamiento el solar donde hoy en día se encuentra el aljibe municipal, y dicen algunos vecinos que cuando hubo escases de agua, aprovechando que tenía remanente dejó secar sus propias fincas, para dar agua de abasto en beneficio de los vecinos del pueblo.

Como anécdota cuando un vecino iba a decirle que no tenía dinero para pagar el agua o algún impuesto municipal, el directamente sacaba dinero de su bolsillo y le daba para que saldara su deuda. Afirmaba a sus seres cercanos que para él, ser Alcalde de Mogán fue mas bien un placer trabajar para el pueblo, más que por un salario.

Entre los vecinos y vecinas de aquella época, fue hombre humilde que prefería desprenderse de sus bienes, si era para ayudar al más necesitado, le puso pasión a los actos con gran derroche de generosidad, atendió a todo el que se acercaba a él solicitándole ayuda, si podía salía auxiliado, a nadie intentó defraudar en la medida de lo que pudo.

Nunca presumió de riquezas y falleció como un hombre humilde, pero rico en amigos, y con el respeto y el cariño de sus vecinos y de todo aquel que tuvo la fortuna de conocerlo y tratarlo.

Hay que destacar que ha sido el único alcalde en tener una calle a su nombre en el municipio y a petición popular, no por mera votación de los políticos posteriores, los vecinos guardan un grato recuerdo de su gestión  y resaltan su carácter afable y social.  

Francisco González fue un hombre que sólo pensaba en cómo ayudar a sus vecinos y al pueblo que lo vio nacer. Se desvivía por tres cosas, su familia, su pueblo querido y su finca.

Vivió y falleció orgulloso de ser moganero. Su familia desborda orgullo por este gran hombre que no quería elogios pero que sin embargo, se los ha ganado pues ha sido un político único, al ofrecer de su propio patrimonio terrenos de gran valor económico, al patrimonio municipal.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *