Morales afirma que ninguna otra isla tiene un proyecto tan avanzado para obtener agua y energía mediante renovables - El Sur Digital Gran Canaria - Medio Digital del Sur de Gran Canaria    

El Sur Radio

Online

Canción actual

Title

Artist


Morales afirma que ninguna otra isla tiene un proyecto tan avanzado para obtener agua y energía mediante renovables

Escrito por el 24 de noviembre de 2021

· El Cabildo presenta las actuaciones para realizar Salto de Chira ante un centenar de miembros de entidades ciudadanas en el Club Náutico

· El presidente de la Institución insular destaca la importancia del sector agroalimentario en el proyecto de Ecoisla

Las Palmas de Gran Canaria, 24 de noviembre de 2021.- El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, acompañado por el consejero de Sector Primario, Soberanía Alimentaria y Aguas, Miguel Hidalgo, y el director del proyecto Salto de Chira, Yonay Concepción, ofrecieron toda la información del proyecto ante un centenar de personas que acudieron al acto convocado por Asoclub, representantes de Club Náutico, Club Victoria, Gabinete Literario,  Centro de Iniciativas y Turismo, FULP y RSE Amigos del País. Asimismo, asistieron al acto los alcaldes de Gáldar, Teodoro Sosa, y de Tejeda, Francisco Juan Perera

En representación de Asoclub, intervino la presidenta del Club Náutico, Maica López Galán, quien agradeció que el presidente insular y el director del proyecto informaran sobre el mismo. Asimismo pidió que se redujera al máximo el impacto paisajístico que pueda tener.

Tras la proyección de un video sobre Salto de Chira, Antonio Morales expuso varios de los aspectos más destacados del proyecto, agradeciendo a varias de las entidades de Asoclub por su apoyo al manifiesto que se ha realizado entre personalidades, entidades y ciudadanía, de apoyo a la ejecución de la Central Hidroeléctrica Reversible, que ejecutará y financiará Red Eléctrica Española, con la finalidad de facilitar el cambio de modelo energético en las islas que supone un sobrecosto de más de 800 millones de euros cada año y que pagan todos/as los españoles.

Para Morales, Salto de Chira supone “un antes y después en la gestión de las energías renovables y recursos hídricos en la isla”. Para ello, se ha llevado a cabo un largo proceso de más de diez años, que ha dado lugar a un proyecto “muy estudiado y evaluado, con varios periodos de información pública que han dado como resultado una obra que tendrá un impacto mínimo sobre el medio ambiente”. Sin embargo, el presidente enfatizó que Salto de Chira permitirá “Convertirnos en referencia mundial, como primera isla con un sistema energético 100 por 100 soportado con energías renovables”. En todo caso, señaló, “El impacto sería construir las presas, pero nuestros antecesores nos han dejado un gran legado, con 72 grandes presas que nos permitirán almacenar una gran cantidad de agua, lo que supone –junto a la generación de energía- un gran valor estratégico, frente al cambio climático al que nos enfrentamos y requiere buscar soluciones inmediatas”. En este sentido, recordó que existe el “consenso científico” sobre la crisis climática, que tiene sus peculiaridades en los territorios insulares, ya que “Las islas tienen mayor vulnerabilidad por el riesgo de desertización, la multiplicación de periodos de calima y de temperaturas extremas”, que perjudican a determinadas especies ante el cambio de las condiciones.

Para reducir los impactos de esta crisis, Morales indicó que “somos la primera isla en contar con una Estrategia de adaptación al cambio climático, así como hemos impulsado el Pacto de alcaldías por el clima. Pero, lo más importante para el presidente insular es que “es el momento de pasar a la acción”, para lo que trabajamos de forma transversal en el proyecto de ecoisla, indicando que “no hay ninguna isla tan avanzada en el desarrollo de acciones frente al cambio climático”, recordando que con la puesta en marcha del proyecto se podrá disponer de agua para toda la población durante seis meses, en caso de paralización de las desaladoras, así como dotar de agua a las cumbres con 700.000 m cúbicos de excedente anual de Salto de Chira.

A continuación intervino el director del proyecto, Yonay Concepción, quien explicó que la situación en la isla es muy complicada por el aumento de temperaturas y descenso de precipitaciones para los campos a causa del incremento de gases de efecto invernadero. Por ello, entre las fechas previstas por los organismos internacionales (2030 o 2050, para la transición energética de descarbonización), Canarias ha apostado por 2040, pero Gran Canaria se pondrá a la vanguardia de ese proceso gracias a la central hidroeléctrica reversible, tal como establece la estrategia de la isla. Esto viene a cambiar el rumbo de los procesos que vive esta isla, ya que actualmente el 90% de su territorio corre un riesgo alto de desertización.

El director destacó que, frente a esta situación de crisis, el Cabildo afronta el “Reto de producir energía con el sol y el viento, pero para ello es necesario mucho almacenamiento de energía para actuar en los momentos en que no sea suficiente o no haya energía de sol y viento”, recordando que el 96% del almacenamiento de energía en el mundo es hidroeléctrica, por lo que Salto de Chira tiene la garantía de una de las infraestructuras más conocidas y consolidadas. Gracias a este proyecto, en 2026, anunció, Gran Canaria podrá disponer del 50% de la energía sustentada en renovables.

Entre las características de la central, destacó que incluye herramientas decisivas y complementadas para dar respuesta al cambio de modelo energético y una solución a la emergencia hídrica que padece la isla. “será un hito histórico, como cuando se hizo primera desaladora en la isla”, con el añadido de que el Cabildo está en disposición de distribuir agua desde Salto de Chira a 7 de las 8 presas cuyo propietario es la Corporación Insular, por lo que habrá una capacidad de almacenamiento como nunca ha tenido la isla, lo que permite aprovechar el enorme patrimonio de presas del pasado.

Respecto a los impactos del proyecto Salto de Chira, indicó que éste cumple todas las garantías ambientales. “La Declaración de Impacto Ambiental establece la necesarias medidas de protección” así como está la determinación de restaurar y mejorar el conjunto del barranco. Respecto a la línea de alta tensión, se ha considerado que la mejor solución es una línea mixta, con tramos aéreos y soterrados. Respecto a la costa, se ha incorporado al proyecto de desaladora un difusor de salmuera, para una mejor protección de la costa, con un desarrollo del ITC.

Otro aspecto estudiado es el comportamiento de las presas, que ha sido objeto de un estudio (de las 8 presas de la Corporación) que garantiza la de seguridad de estas infraestructuras, tanto para embalsar agua como para procesos de vaciado y llenado.

Yonay Concepción mostró varias infografías sobre cómo quedará el entorno de las presas, tras la obra que supone una inversión de 400 millones de euros y la creación de unos 3500 empleos, para culminar señalando que “Gran Canaria se pondrá a la vanguardia de la sostenibilidad”, con un proyecto ante el que “No hay alternativa”.

El público asistente, en el Salón Paragüitas del Náutico grancanario, planteó más de 20 preguntas, con consideraciones respecto al proceso de penetración de las renovables una vez esté en marcha la central; hasta dónde podrá llegar el agua para uso agrícola; por qué no se ha optado por una central hidroeólica; plazo de ejecución; si es apta el agua desalada para la agricultura; por qué no puede ser toda la línea de alta tensión soterrada; acceso a la información del proyecto; potencia que tendrá la central y cuánto representa en el conjunto de la isla… Entre las respuestas, cabe señalar que la central estará en marcha en 2026, con un agua de excelente calidad para la agricultura. Asimismo, se indicó que el Cabildo planteó el soterramiento de la línea, pero el órgano ambiental considera que sería de un mayor impacto ambiental esa alternativa. No obstante, se indicó que no habrá ningún impacto visual en el barranco, que la central permitirá ahorrar 120 millones de euros anuales en la factura eléctrica, lo que hace rentable la inversión para todo el país. Un ahorro que permitirá amortizar en 3 ó 4 años el coste de la obra


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *