Obras Públicas finaliza la excavación del primero de los ocho túneles de la 2ª fase de la Carretera de La Aldea - El Sur Digital Gran Canaria - Medio Digital del Sur de Gran Canaria    

El Sur Radio

Online

Canción actual

Title

Artist


Obras Públicas finaliza la excavación del primero de los ocho túneles de la 2ª fase de la Carretera de La Aldea

Escrito por el 12 de mayo de 2021

Concejería Obras Públicas Gobierno de Canarias.

La Consejería de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, que dirige Sebastián Franquis, concluyó en la tarde de ayer el calado (perforación) del túnel 3 de la II Fase de la Carretera de La Aldea, el primero de los ocho túneles que forman parte de este nuevo tramo que unirá El Risco con Agaete cuya excavación queda completada. Se trata del túnel conocido como del Guguillo, una galería de 600 metros que conectará el actual túnel de La Aldea (en uso desde 2017) con el futuro viaducto que atravesará El Risco. Las obras de esta II Fase de la Carretera de La Aldea se adjudicaron con un presupuesto de 152.361.708 euros y un plazo de ejecución de 65 meses.

La UTE que ejecuta las obras de esta segunda fase, formada por las empresas Ferrovial-Agromán-Acciona Construcción-Lopesan y Bitumex, procedió ayer a la voladura controlada de los últimos cuatro metros de roca que separaban las bocas norte y sur de este túnel, completando el trazado completo de la galería. Una vez finalizada la excavación, los operarios de la UTE se encuentran desescombrando la galería para proceder al afianzamiento de la misma mediante bulones (anclajes que sujetan el techo y paredes del túnel) y la proyección de hormigón mezclado con fibras de acero (gunitado de sostenimiento). Finalizadas estas tareas, se procederá a ampliar la excavación del suelo del túnel hasta alcanzar los 8 metros de alto y los 14 metros de ancho que tendrá definitivamente cuando entre en servicio, una vez haya concluido la construcción del viaducto de El Risco, con el que se conectará directamente.

Este túnel de Guguillo será el único de los ocho previstos en esta segunda fase que contará con tres carriles para la circulación en su interior: dos en sentido a La Aldea y otro en sentido Agaete. Uno de los dos carriles hacia La Aldea será para vehículos lentos al superar la pendiente del túnel el 4,5% de inclinación. El resto de túneles del nuevo tramo será de un carril para cada sentido salvo los de Faneque, con dos carriles en cada sentido al estar situados en dos bocas paralelas.

Para perforar este túnel de 604 metros, la UTE ha tenido que emplear desde voladuras a medios mecánicos y una combinación de ambas técnicas. Esto se ha derivado a lo especialmente heterogéneo desde el punto de vista geológico que ha sido el suelo a excavar, yendo desde roca basáltica muy dura a un terreno más blando.

Otra peculiaridad de este primer túnel de la segunda fase de la Carretera de La Aldea es que en su excavación fueron hallados varios restos de árboles casi fosilizados que se están estudiando para datar su antigüedad, aunque se cree que pueden tener más de 50.000 años, lo que los convertiría en los restos vegetales más antiguos de Canarias.

El nuevo tramo que sustituirá a la actual GC-200 tiene un trazado de 8,5 kilómetros, una nueva vía rápida con velocidad específica de 80 kilómetros por hora y que será una sucesión de túneles y viaductos hasta llegar a conectar con la I fase de la carretera, el tramo El Risco-La Aldea, ya terminado y en uso desde 2017. Debido a la accidentada orografía de esta zona de la isla de Gran Canaria, la obra es de una gran complejidad ya que implica la construcción de ocho túneles, dos viaductos y tres enlaces. La necesidad de estos túneles hace que el 70% del recorrido de este nuevo tramo de la carretera de La aldea sea subterráneo, minimizando por tanto el impacto medioambiental en el entorno que atraviesa.

Actualmente los trabajos que se ejecutan en este tramo se encuentran más avanzados en el túnel de Guguillo, y en el doble túnel que atraviesa el macizo de Faneque, el más largo y complejo ya que implica la construcción de dos tubos paralelos de 2.100 metros cada uno. También se han empezado a excavar ya las bocas de los túneles 6 y 7, junto al barranco de Guayedra. En las tareas de perforación de los túneles se están empleando cuadrillas especiales de trabajadores repartidos en varios turnos para trabajar las 24 horas del día con la finalidad de agilizar esta obra.

Los trabajos en los dos tubos del túnel de Faneque son los más avanzados ya que entre sus dos bocas se han excavado ya cerca de 1.700 metros en total. Se espera que a finales de este año se puedan unir las bocas norte y sur de ambos tubos, y a partir de ahí comenzarán los trabajos para revestir y adecuar el túnel para permitir la circulación por el mismo y abrirlo al tráfico en el primer semestre de 2022.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *